Publicidad

14 razones por las que tu búsqueda de trabajo no funciona

El paro no es un buen compañero de viaje y más cuando se extiende en el tiempo. Éstas son 14 preguntas que pueden ayudarte a darle la vuelta a la situación y encontrar trabajo.

Cuanto más tiempo se pasa en el paro más dudas surgen acerca de las posibilidades de reengancharse al mercado laborales. Estas pueden incluso llegar más allá y hacer que nos planteemos si realmente estamos tan capacitados como pensábamos o si somos tan válidos suponemos.

por_que_tu_busqueda_de_trabajo_no_funiona

Los miedos son compañeros habituales durante el desempleo, pero no hay que dejarse dominar por ellos. Si tu búsqueda de trabajo no funciona, si las entrevistas no llegan y te parece que estás navegando a la deriva, quizás lo único que necesitas es pararte a pensar y dar un nuevo enfoque a la situación. Estas son las razones más repetidas por las que tu estrategia puede no estar funcionando y qué hacer al respecto.

  1. Mi curriculum apenas está generando atención o entrevistas y sin embargo todo el mundo con el que hablo me dice que es muy bueno. Si este es tu caso, quizás necesites ampliar ese espectro de “mundo” que analiza tu curriculum y buscar profesionales con los que no tengas tanto trato para evitar respuestas condescendientes.
  2. No tienes confianza al hablar sobre ti mismo y ni siquiera sabes qué es lo que quienes buscan trabajo quieren saber. Hablar de uno mismo puede ser complicado y no todas las empresas buscan la misma información, pero sí que buscan ciertas trazas de personalidad como confianza o motiviación.
  3. Te pones muy nervioso al tener que explicar por qué llevas bastante tiempo sin trabajar. La mejor forma de combatir la ansiedad es practicando una respuesta que puedas ofrecer de forma convincente y casi automática. Si además complementas tu tiempo de paro con actividades relacionadas con tu trabajo, te será más fácil hablar de ese periodo donde has estado trabajando en proyectos personales o formándote.
  4. No sabes cuánto cobra alguien con tus habilidades y eres malo negociando. La solición es investigar lo que se cobra en tu sector y practicar con amigos y conocidos tus habilidades de negociación.
  5. No sabes cómo funciona la búsqueda de trabajo. Quienes llevan tiempo trabajando pueden encontrarse con que las tácticas antiguas para encontrar empleo no funcionan, pero si es tu caso dedica algo de tiempo a investigar.
  6. Pasas mucho tiempo delante del ordenador pero no consigues resultados. Si es tu caso, más que seguir llevando a cabo acciones deberías pararte a pensar en términos estratégicos.
  7. Te cuesta motivarte para conocer a gente nueva y hacer networking. Lo bueno es que esto es imprescindible para encontrar trabajo, así que cuanto antes empieces, mejor. Además, verás que cuanto más practiques, menos te costará ponerte en marcha.
  8. Te sientes desconectado del mundo porque todo el mundo está muy ocupado con sus trabajos y tu no. Cuando esto pasa, busca fórmulas de seguir conectado a través de foros y, por supuesto, formación.
  9. Te distraes fácilmente de la búsqueda de trabajo con las tareas del hogar. Establece un horario para la búsqueda de trabajo y tómatelo como otro trabajo en sí mismo.
  10. Tu búsqueda de trabajo es desorganizada y parece na tarea titánica.
  11. No tienes ni idea de cuál debe ser tu siguiente paso o de si debo cambiar o no de sector. Tómate tu tiempo para pensar y evaluar detenidamente tus opciones, pero nunca caigas en buscar un siguiente paso salvador, porque este posiblemente no exista.
  12. Te frusta tanto buscar trabajo y la forma en la que funciona hoy en día el mercado laboral que estás paralizado.
  13. Tu familia y amigos tienen buena intención, pero empiezas a tener claro que sus consejos quizás no sean los mejores. Si es así, busca un experto que te ayude a enfocar tu carrera profesional.
  14. Avanzas rápido pero sin dirección aparente. Este es uno de los errores más habituales en la búsqueda de trabajo y dentro del propio entorno laboral. Tendemos a confundir velocidad y acción con efectividad y productividad. Piensa antes de actuar.

Analiza lo que estás haciendo para buscar trabajo y si este tipo de pensamientos pasan por tu cabeza habitualmente. Si es el caso, tómate un tiempo para valorar qué quieres y si serás o no capaz de conseguirlo por tu cuenta o necesitarás ayuda.

También te puede interesar:

Tres pasos para conseguir trabajo pasando de los buscadores
Cómo sacar partido de las redes sociales para recolocarte
Claves para sellar el paro a través de internet

Imagen – Sergey Nivens en Shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *