Publicidad

250.000 trabajadores serán despedidos tras un ERE

Entre el periodo de octubre de 2008 y diciembre de 2009, según los cálculos llevados a cabo por le Gobierno, un total de 617.600 trabajadores resultarán afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE) de suspensión temporal, de los cuales unos 247.000 terminarán perdiendo su empleo. Estos 15 meses son los que se tendrán en cuenta a efectos de la reposición de prestaciones por desempleo y de la concesión de bonificaciones a las empresas que presenten un ERE de suspensión.

El nuevo Decreto-Ley de medidas urgentes contra el paro aprobado recientemente y que cuenta con un presupuesto de 1.330,5 millones de euros, de los que 375 millones corresponderán a las bonificaciones y 955,5 millones de euros a la reposición de prestaciones por desempleo. El montante de ambas medidas supone el 84,3% del coste total de las nuevas medidas, cifrado en 1.577,5 millones de euros.

No obstante, el número de expedientes, el número de expedientes de extinción de despidos colectivos) autorizados por las autoridades laborales se incrementó un 57,2% en tasa interanual, con 3.392 procesos, hasta el pasado mes de octubre. Estos expedientes significaron el despido de 53.867 trabajadores, un 82,8% más.

Del total de expedientes autorizados entre enero y octubre, 8.502 corresponden al sector de la industria, con un aumento del 358,3%, mientras que 5.392 lo hacen en los servicios (+281,3%), 1.447 en la construcción (+341,1%) y 743 en la agricultura (+138,9%).

Construcción y agricultura

En la construcción, los trabajadores afectados por un ERE fueron 16.047, tres veces más que en el mismo periodo del año pasado, mientras que en los servicios los afectados sumaron 79.910, un 470,7% más. Por su parte, la agricultura, también ha sufrido un notable aumento de los afectados por regulaciones de empleo, pasando de 1.878 afectados en los diez primeros meses de 2008 a 6.070 en igual periodo de 2009.

Industria, el sector más afectado

El sector de la industria, donde se incluye también el sector de automoción. Se ha llevado la peor parte, ya que se ha producido un incremento de más de 7 veces el número de afectados por despido masivo.

Un total de 360.563 empleados de la industria se vieron afectados por un ERE hasta octubre, cifra que representa un aumento del 667,9% respecto al mismo periodo de 2008, cuando fueron 46.953 los afectados. La mayoría de estos trabajadores envueltos en regulaciones de empleo fueron objeto de suspensiones temporales, con 318.373 afectados, siendo así 10 veces más los registrados entre enero y octubre del año pasado (29.764).

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *