Publicidad

Bajar la edad de jubilación no reduce el paro juvenil

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el pretender bajar la edad de jubilación no es la solución para reducir el desempleo juvenil, la ya trágica tasa de paro juvenil que mes a mes crece sin parar a la par de la tasa de paro general. El buscar producir un adelanto en la edad de la jubilación en los países con economías desarrolladas como el caso de España que mientras sufre del constante aumento del paro juvenil, cada año enfrenta el envejecimiento de su población.

Si el Gobierno decidiera bajar la edad de jubilación vería que tampoco es una solución al paro juvenil, como lo ve la Organización Internacional del Trabajo (OIT) no funcionaría ya que según su estudio los trabajadores más jóvenes por diferentes motivos no lograrían reemplazar a los trabajadores mayores de edad, por falta de formación, de experiencia y de conocimientos.

Además de que por estadística nota que las anteriores políticas de jubilación anticipada en los países en que se aplicaron no lograron crear empleos entre los más jóvenes, esto hace que el camino sea otro aunque los que ha tomado el Gobierno de Rajoy con la reforma laboral tampoco por lo que el paro sigue en aumento y las soluciones empeoran más que solucionar.

Entre las explicaciones del por que los jóvenes no podrían reemplazar a los trabajadores mayores una de ellas se debe a que la cantidad de puestos de trabajos no son del todo estables, además de estar sujetos a las condiciones del mercado laboral, entre otras causas. Pero la principal es que cuando el trabajador mayor debe retirarse por la causa que sea contrario a lo que debería ser o se pretende no se produce de manera automática el reemplazo por un empleado más joven.

A lo que se agrega que, un empleado joven por falta de formación, y sobre todo de experiencia por lo que no podrá hacer la tarea que desarrolla el trabajador por lo que debe de haber una forma que se le permita a los jóvenes ir adquiriendo experiencia y llegado el momento poder estar capacitados. Esto hace que se deba aplicar una política de incentivos en las edades más jóvenes.

Además la OIT impulsa a que los jóvenes y los mayores tienen necesidades de trabajar y, cada uno tiene sus necesidades los jóvenes a que se los incentive a que en vez de paro juvenil se hable de empleo juvenil, y los mayores a que se los contrate para trabajar y también como dadores de experiencia y formación a estos jóvenes transmitiendo su experiencia.

La recomendación es que se apliquen políticas que busquen promover el empleo en personas mayores, capacitación para trabajadores que estén llegando al final de sus carreras laborales, en favor de la formación para desempleados mayores de edad, además de fomentar el empleo a edades más avanzadas y lanzar campañas de sensibilización aunque en el caso de España tardará años en reducir el paro juvenil y el paro general.

Imagen: http://asbvirtualinfo.blogspot.com.ar

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *