Publicidad

¿Cómo explicar que estás en paro?

A todos, o casi todos para no ser categóricos, no has pasado que hemos estado en algún momento en el paro y después en una entrevista de trabajo no sabemos cómo explicar o qué decir sobre ese periodo en el que hemos estado fuera de la actividad laboral. No sabemos si dar muchas explicaciones o, por el contrario, pasar por este asunto de puntillas. El consejo supremo es la sinceridad, ser honesto. Explicar las cosas de manera sencilla, sin dar demasiados detalles, pero mostrándose completamente transparente. También es verdad que no es lo mismo contar porqué has estado en paro si fuiste despedido que si estuviste estudiando o cuidando de un familiar enfermo. La web www.capacity.es distingue una serie de situaciones y nos da ideas de cómo afrontar la pregunta de ¿por qué estás en paro?

¿Cómo explicar que estás en paro?

En el caso de que hayas estado enfermo durante un largo tiempo que te ha obligado a estar parado, lo suyo es explicar a grandes rasgos lo que te ha pasado, dejar claro que estamos recuperados y motivados para volver al mercado laboral. Si estuvimos lejos de la actividad laboral porque un día decidimos apostar por seguir formándonos no debes tener problema en contar lo que has hecho. La formación es clave y nunca está mal vista. Explica cuál era tu intención a la hora de mejorar tus conocimientos, las experiencias que has tenido, las prácticas o voluntariados que has hecho. Tener la iniciativa de seguir formándote es una de tus cualidades que deberías poner sobre la mesa para vender mejor tu candidatura.

Si has estado en paro porque decidiste tomarte un tiempo para viajar debes saber que lejos de ser un hándicap, es otra de las virtudes que se valoran positivamente por parte de los entrevistadores. Muchas empresas lo ven como que eres una persona independiente, dispuesta a asumir retos, ganar experiencias y conocer otras culturas. Tampoco te restará opciones el hecho de explicar porque estabas en paro si un día decidiste dejar de trabajar para cuidar a algún miembro de tu familia: tus hijos o tus padres. Sea el caso que sea no tengas problemas en contar porque tomaste esa decisión dejando claro que ahora estás dispuesto a dar el siguiente paso en tu vida laboral.

También puede haber el caso, y este es habitual y el más complicado de explicar, de que hayamos sido despedidos de nuestra empresa anterior. No tengas problemas en explicar lo sucedido, midiendo, eso sí, tus palabras para no descalificar ni a tus anteriores jefes, ni a tus excompañeros, ni a tu anterior empresa. Hacer eso te restaría puntos. Además puede ser interesante que expliques que has hecho en ese periodo de inactividad: viajar, formarte, etc… Lo dicho anteriormente vale, por supuesto, para el caso en el que hayamos renunciado nosotros al trabajo. Y ante todo, y como hemos empezado, sinceridad y honestidad. Si eres tú mismo ya tienes el primer punto ganado.

También te puede interesar:

¿Cómo ayudar a un familiar o a un amigo en paro?

Cómo puede alterar tu personalidad el paro

Cuatro razones para dejar el trabajo y el paro no es una de ellas

Imagen de Ollyy de shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *