Publicidad

Consejos para tu próxima entrevista laboral

Durante el paro o fuera de él, tendrás que enfrentar algunas situaciones en pos de conseguir un nuevo empleo. Si ya fuiste a una entrevista de trabajo sabrás que tienen una estructura para la que conviene estar preparado. No hay que asustarse porque junto con la ansiedad esto puede perjudicarte pero es importante saber que la práctica y el asesorarte a cerca de cómo enfrentarlas, puede ser de gran utilidad.

Son variadas las recomendaciones que se ofrecen en los distintos medios para un correcto desempeño. Aquí te presentamos una lista completa de aquellos puntos imprescindibles para un acertado desenvolvimiento:

  • La presencia es importante. Concurre bien peinado, aseado y vestido de manera formal, de colores oscuros preferentemente para no sobresalir del resto. No importa el tipo de trabajo para el que hayas sido convocado, la primera impresión sólo puede darse una vez.
  • Apaga el teléfono móvil antes de entrar en el edificio (mejor ni siquiera dejarlo en modo vibración)
  • No llegues tarde, y tampoco demasiado temprano. Cinco minutos sería lo ideal. De todas maneras, sal con tiempo de sobra de tu casa por cualquier inconveniente que se te pueda presentar en el camino.
  • Lleva tu curriculum vitae impreso por más que ya lo hayan recibido y leído. Si te piden una foto, inclúyela.
  • Estrecha fuerte la mano y mira a los ojos al entrevistador. Siéntate en forma recta en la silla y no escondas las manos al hablar.
  • Si te ofrecen algo de tomar, acepta. Esto será agua o café generalmente.
  • No hagas un monólogo. Maneja los tiempos, que la situación sea lo más parecido a una conversación con el lugar adecuado para que el entrevistador pregunte.
  • Infórmate acerca de la empresa, es necesario saber de lo que te están hablando para que el diálogo sea más fluido y para demostrar interés en la posibilidad de formar parte de ella.
  • Tests: probablemente te hagan escribir un párrafo, dibujar algo o te muestren figuras para que digas qué es lo que observas. El consejo es ser espontáneo y no dejarse guiar por lo que te dicen previamente que te conviene hacer. Es muy importante reflejar cómo somos verdaderamente para después coincidir lo máximo posible con el clima laboral que nos espera.
  • Te indagarán sobre tu remuneración pretendida. Es recomendable establecer un parámetro, por ejemplo, entre 2000 y 2200 euros
  • Por tratarse de un momento especial, ten en consideración que seguramente te harán algunas de las siguientes preguntas habituales en entrevistas de trabajo: ¿Cuáles son tus virtudes y cuáles tu debilidades? ¿Cómo proyectas tu vida dentro de 5 o 10 años? ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? Obviamente nunca debes mentir.
  • Al finalizar la entrevista, agradece el tiempo brindado y averigua cómo sigue el proceso de selección.
  • Recuerda siempre tener confianza en ti mismo. Transmitirás positivismo al entrevistado.

Si en la próxima entrevista no quedas seleccionado no lo vivas como un fracaso. Todos los días debes seguir consultando el periódico y las bolsas de empleo de Internet. Hay motivos de todo tipo por los que puedes quedar fuera de la selección, especialmente porque tu perfil como postulante no concuerda con el solicitado por la empresa y lo que las personas encargadas del proceso entienden por tal.

Fuente imagen: Google Images

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *