Publicidad

¿Cuándo recuperará España la tasa de empleo previa a la crisis?

De mantenerse el actual crecimiento -del 2%, con 400.000 nuevos puestos de trabajo al año-, la ocupación registrada en 2007 no se recuperará hasta 2022.

Quince años. Ése es el peaje que pagará el mercado laboral español para dar por zanjada la crisis. Tres lustros, desde 2007 hasta 2022, que, en términos de crecimiento del empleo, pueden darse por perdidos.shutterstock_192726626De esta manera, las previsiones de crecimiento para la ocupación, alrededor del 2,3% para el año en curso, sugieren que España podría recuperar la ocupación perdida durante la crisis, aproximadamente en los próximos cuatro o cinco años, alrededor de 2021-2022. Eso sí, siempre y cuando no se modifiquen sustancialmente las condiciones macroeconómicas exteriores de la economía española y, en particular, que no se produzca ningún choque procedente de la zona euro, según se explica en el indicador laboral ManpowerGroup.

Entre 400.000 y 450.000 nuevos empleos al año

Así pues, si el ritmo de creación de empleo se mantuviera alrededor del 2%, a razón de unos 400.000 nuevos puestos de trabajo anuales, los cerca de 20,6 millones existentes en 2007 se habrían recuperado en 2022.

En un supuesto más optimista, si su avance fuera similar al que se espera para este ejercicio -unas 450.000 personas ocupadas más al año-, la recuperación de la ocupación inicial llegaría en 2021.Darte de baja del paroDe esta forma, de mantenerse estos ritmos, el balance final de la crisis financiera sobre el stock de empleo sería sensiblemente más corto al choque experimentado entre 1974 y 1985. En lugar de los 17 años transcurridos para recuperar la ocupación de 1974, en la crisis iniciada en 2007 se precisaría de un período de 13 o 14 años aproximadamente, para regresar al volumen ocupacional de aquel año.

¿Ha terminado la crisis?

No obstante, cabe precisar que este estudio toma como periodo de crisis el que va desde 2007 a 2013. En ese sentido, hay expertos que coinciden en que aquélla ha concluido, otros que mantienen que está dando sus últimos coletazos y algunos que van más allá al asegurar que siguen sintiéndose sus efectos de forma cruenta, en especial en términos de desempleo.

Previsiones superadas en los últimos meses

El catedrático emérito de la Universidad Autónoma de Barcelona, Josep Oliver, destaca en este sentido que “los resultados de crecimiento del empleo estos dos últimos años y medio han superado las más optimistas de las previsiones que, en 2013 y 2014, pudieron hacerse. El fuerte avance del último año, con un componente muy sesgado a turismo, transportes y servicios empresariales, debería contenerse en 2017 y más allá. Pero, incluso con crecimientos menores del orden del 2%, en el entorno de 2021-2022 España debería haber recuperado la totalidad del empleo perdido en la crisis”, agrega.

La hostelería y el turismo, claves

De manera más concreta, la hostelería se situó como el principal motor en la creación de empleo entre el tercer trimestre de 2015 y el mismo periodo de 2016. Esto refleja tanto el avance de la demanda interna como de la demanda exterior de servicios turísticos, que ha experimentado un aumento estructural en el número de pernoctaciones hoteleras.paro 2013Con esta dinámica, en el ejercicio que finalizó el pasado septiembre, el avance del empleo en la hostelería representó un elevado 6,2%, aumentando sus efectivos en cerca de 100.000 nuevos ocupados y alcanzando los 1,7 millones en el tercer trimestre de 2016. Este ascenso continúa con la tendencia iniciada con la recuperación, un período en el que la hostelería ha presentado un aumento muy superior a la media.

Así pues, el sector ha ganado posiciones en la distribución del empleo, desde el 7,5% del total en el tercer trimestre de 2007 al 9,2% del tercero de 2016. En lo que refiere a las previsiones para 2017, se estima un crecimiento del empleo en hostelería del 6,2%.

Buenas perspectivas para 2017

Según consta en el citado estudio, las perspectivas para el mercado de trabajo de cara al ejercicio en curso continúan siendo positivas, tendencia que se ha expresado tanto en 2015 como en 2016 reflejando elementos de la dinámica iniciada a principios de 2014, cuando comenzó la recuperación.Proceso para buscar trabajoEl ejercicio de 2016 cerró con un balance positivo, con un fuerte crecimiento de la ocupación del 2,6% y las perspectivas para 2017 continúan en esa misma línea de aumento del empleo, aunque algo menor, del 2,3%, con la creación de 421.000 empleos.

Una de los mejores tasas de crecimiento de la UE

Ello se debe en parte a que, por segundo año consecutivo, se ha producido un crecimiento especialmente elevado del PIB, con un avance de la actividad que debería situarse por encima del 3%, a un ritmo similar al del ejercicio anterior (3,2%). Siendo estas cifras ciertamente de las mejores observadas en el área del euro y en la Unión Europea (UE).

Del mismo modo, otras de las razones de esta importante mejora de la actividad son diversas y apuntan tanto al éxito de un conjunto de reformas en la economía española, desplegadas entre 2010 y 2013, como a los potentes vientos de cola procedentes del exterior.Trabajo jovenEse empujón parte, fundamentalmente, de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE): bajos tipos de interés, financiación barata y abundante, y euro depreciado. Esta positiva dinámica de la ocupación se ha traducido en incrementos de la ocupación notables, alrededor de 490.000 nuevos puestos de trabajo al pool de empleo de 2015.

Paralelamente, la contribución de España al crecimiento del empleo en la eurozona se ha reforzado en 2016, y continuará haciéndolo en 2017. De hecho, con escasamente el 12% de la ocupación de la eurozona a principios de 2014, España ha generado, hasta el tercer trimestre de 2016, más del 25% del crecimiento de sus puestos de trabajo en la eurozona.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *