Publicidad

Desempleados: problemas y soluciones

Cantidad de estudios se han centrado en detectar las repercusiones psicológicas que desencadena el desempleo. Entre ellas están la perdida de autoestima, los sentimientos de inseguridad y de fracaso, la experiencia de degradación social, la vergüenza y el sentimiento de culpa. Todos ellos, aspectos que cambian de raíz la percepción que un individuo tiene de sí mismo.

También es conocido que el estar desempleado propicia una mayor incidencia de trastornos psicológicos, como depresión o ansiedad. Al fin y al cabo, el desempleo conlleva una depreciación ante los ojos de los demás, especialmente ante la familia, y provoca la ruptura con contactos del medio social y laboral. Una característica psicológica que proporciona el trabajo es que sitúa al individuo en una red de relaciones con un lugar definido y una determinada función de una estructura social.

Una red adecuada de relaciones sociales ayuda al desempleado a superar con mayor facilidad todos los problemas psicológicos derivados de la carencia de empleo. Ser parte de un grupo y sentirse aceptado por el mismo es muy importante.

La noticia de haber sido despedido provoca importantes cambios psicológicos al momento, motivados por la valoración negativa del evento. Pero al hacerse crónica la situación, como sucede con los parados de larga duración, se percibe más claramente que las quejas somáticas se dan con mayor frecuencia.

Es totalmente necesario conocer los procesos psicológicos por los que atraviesan las personas sin empleo para poder así determinar las medidas de carácter preventivo necesarias que demanda este grupo social. Entre las medidas podría incluirse la intervención psicológica.

COMO AFRONTAR EL DESEMPLEO

  • 1. En primer lugar, es de vital importancia cambiar el concepto parado por el de “buscador de empleo”. En inglés a los parados se les llama “job seekers”, que significa buscadores de trabajo precisamente, y es que la palabra “parado” suena muy mal, es mejor verse a uno mismo como agente activo en la búsqueda de trabajo que como persona que no se mueve.

 

  • 2. La oferta de empleo es reducida, pero no hay que perder la ilusión y es que hay trabajos creándose y destruyéndose, y tenemos que intentar encajar en esos huecos. Hay oportunidades, y hay que dar con la tecla correcta.

 

  • 3. No te culpes de tu situación actual, no eres totalmente responsable de lo que te ha ocurrido. Hay empresas que cierran en todas partes, y mucha gente sin trabajo que no tiene culpa de que los acontecimientos se hayan desarrollado de esta manera.

 

  • 4. No pienses en todo el tiempo que llevas en el paro, esto solo servirá para angustiarte más. Tienes que centrarte en el futuro, porque la situación cambiará y cada día que pasa te queda menos para volver a estar trabajando.

 

  • 5. Haz mucho deporte. Ya que no puedes dirigir tus esfuerzos al trabajo, libera toda esa energía mediante el deporte. Tu cuerpo y salud te lo agradecerán, pero la más agradecida será tu mente, ya que el hacer deporte libera endorfinas que hacen que estemos más felices, con más ánimo, mejor autoestima y mayor vitalidad. También ayuda a dormir mejor por las noches.

 

  • 6. El estar eufórico no es lo que se espera de una persona en situación de desempleo, por lo tanto, la situación de tristeza es algo normal. No dejes que esta tristeza se convierta en miedos y complejos, no caigas en eso, porque no te ayudará en nada el permitirte a ti mismo dejar de luchar.

 

  • 7. Si las noticias te agobian, si estás harto de oír malas noticias en los telediarios y periódicos, no los veas. Intenta quitar de tu vida las fuentes de malas noticias.

 

  • 8. Sal de casa, no te quedes nunca todo el día tirado en el sofá o haciendo las labores de casa. Busca actividades que ocupen el tiempo libre, ya que hay muchas cosas que se pueden hacer gratis. La mayoría de los pueblos tienen facilidades municipales gratuitas para el disfrute de los ciudadanos, úsalas, ya que las pagaste con tus impuestos.

 

  • 9. No idealices la vida de otros, porque incluso las personas que parecen plenas están llenas de problemas: como todos. Los problemas existen a todos los niveles, así que céntrate en solucionar los que se te presentan ahora.

 

  • 10. Sigue tu plan de acción y se constante con las rutinas que te autoimpongas. Te ayudará a superar la situación.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *