Publicidad

En qué se parecen los procesos de contratación y las compras navideñas

Seguramente nunca lo has pensado, pero la búsqueda de empleo se parece mucho a la búsqueda de regalos que tenemos que comprar para las ya muy próximas navidades. Arnie Ferting, fundador y CEO de Jobhuntercoach, ha escrito un artículo en el que resalta las similitudes entre los dos procesos basándose en tres puntos básicos.

En qué se parecen los procesos de contratación y las compras navideñas

¿Dónde comprar? Explica Ferting que hay que ponerse en la cabeza de los empleadores también a la hora de buscar un trabajo. Si buscas un jersey sabes que puedes encontrarlos de diferentes formas, colores y precios y dependiendo de ello acudirás a la tienda de la esquina, a un mercado o un centro comercial. De la misma manera, dependiendo del trabajo que estés buscando deberás estar en las redes sociales, en Likedin y portales de empleo, o buscar puerta a puerta para que la personas encargada de contratarte se cruce contigo. Tampoco es descabellado estar en todas partes, claro, ya que esto aumenta tu público objetivo. Es lo que se llama crear oportunidades y estar donde uno tiene que estar en el momento preciso.

El regalo perfecto. Ya has decidido el tipo de negocio en el que vas a comprar el jersey que tiene que ser gris y de talla XL. Si lo hay tal como lo buscas perfecto, pero el problema es que puede que no lo haya con esas características. En gris tiene que ser XXL y si debe ser XL no hay en gris, pero sí en blanco. ¿Qué hacer? Cuando ves una oferta de empleo debes cumplir todos los requisitos que solicita el empleador. Eso sería lo ideal, pero si no los cumples todos es mejor que empieces colocando como la primera de tus experiencias o virtudes el primer requisito del empleador.

Hora de pagar. Cuando ya tienes el regalo casi en la mano es el momento de decidir si compramos ese, uno más barato o uno más caro. Debemos poner precio a nuestro aprecio por la persona a la que vamos a regalar, siempre en consonancia con nuestro presupuesto. Lo mismo sucede a la hora de negociar su incorporación a la empresa. Debe venderse muy bien, para que al contratador no le quepa duda que es usted la persona que debe ocupar el puesto. Si dejas claro eso, eliminarás a los que tienen menos valor académico, laboral y en cuanto experiencia que tú y podrás equipararte a los más caros donde deberás mostrar tus mejores habilidades para ser contratado, pero siempre teniendo en cuenta que nuestras expectativas salariales pueden ser una rémora a la hora de conseguir ese trabajo que tanto ansiamos. El sueldo puede ser una de las mayores motivos de corte para entrar en empresas. Deberás valorar si lo que te ofrecen satisface tus demandas o no. Puede ser que te ofrezcan poco, pero te interese trabajar en esa empresa. Tú decides.

También te puede interesar:

La campaña de Navidad, buen momento para trabajar

Los trabajos más demandados en Navidad

El trabajo estacional en Navidad. ¿Debo empezar ya a buscar?

Crecerá el trabajo estacional estas navidades

Imagen de ProStockStudio de shutterstock

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *