Publicidad

Ganar dinero fácil en internet no es fácil

Me siento cómodo ante la pantalla del pc, estiro mis dedos, pongo un poco mirada de águila mientras me conecto a internet empiezo a navegar y empiezo a ganar dinero: esto, o mensajes finales muy similares son los buscan animar al usuario a comenzar su relación con las paginas y plataformas que prometen ingresos a partir de la interactuación del usuario y desde luego se trata de un panorama muy diferente al real.

Pero vamos a tratar de situarnos para entender un poco más en uno de estos fenómenos: el PTC.
¿Ganar dinero fácil en internet? va a ser que no

PTC e internet

Prácticamente desde el mismo comienzo del uso de la red como canal masivo de comunicación comenzaron a proliferar los más diversos intentos de ofrecer supuestos micronegocios al usuario donde, esto ya era evidente por entonces, el potencial de la publicidad por internet se revelaba a futuro sin techo.

Aun de manera rudimentaria comenzaron a aparecer las páginas PTC (Pay to Click). Se trataba de páginas que prometían ingresos a partir de algo tan simple como acceder a revisar a través de clicks la publicidad que la plataforma proponía.

En esencia y en teoría se trataba (y trata) de un sistema de intermediación, la empresa proporciona un anuncio por el que abonará en función de las visitas, el intermediario busca visitas para ese anuncio y a su vez retribuye a quien realiza la visita (de manera registrada y controlada) con un porcentaje determinado de los beneficios. ¿Fácil verdad? Pues no tanto.

PTC y SCAM

El universo internet, goloso para todo tipo de perfiles, contempló una avalancha de propuestas de páginas PTC de las cuales, y sin temor a equivocarnos, una gran mayoría resultaban SCAM (estafa). Necesariamente estas estafas no lo eran por planteamiento inicial; es decir, sus impulsores no las concebían como tal, sino que simplemente no eran capaces de generar negocio (o no había tal volumen de negocio capaz de soportar tanto intermediario).

La consecuencia resultó evidente: un ejército de usuarios registrados en muchas de estas plataformas que jamás recibían las supuestas retribuciones. No tenemos más que tirar de foros de denuncia y similares de años atrás para encontrarnos con quejas y denuncias en este sentido de carácter masivo.

Y sin embargo siguen existiendo múltiples propuestas PTC algunas de las cuales parecen gozar de buena salud y, es de recibo citarlo, del mismo modo que existen usuarios escaldados con este tipo de prácticas manifestando explícitamente en la red su descontento, existen otros (menos) en la otra punta.

¿Y si me decido?

Si al final opta por probar en una de estas plataformas hay varias cuestiones que debe tener en cuenta, para evitar engrosar la lista de los descontentos.

La primera de ella es contrastar de antemano que dicha plataforma goza entre los habituales del PTC de cierta credibilidad y que abona los pagos, huyendo a toda prisa de cualquier cosa en la que se pueda entender la presencia de SCAM. Esto no es tan difícil, hoy en día simplemente con teclear búsquedas generales en google vamos a encontrar un gran número de foros y blogs dedicados al tema, aunque, tenga usted en cuenta que en mucho de estos blogs, la vocación del editor será captarle a usted para su programa de referidos en alguna PTC ya que, la gran mayoría de estas, proponen mayores retribuciones incluso por referidos que por el pay to click.

La segunda cuestión es que no se engañe a usted mismo: no está ante una oferta de empleo, ni siquiera en la combinación de plataformas podrá encontrar unos ingresos regulares aceptables, todo lo más, en el mejor de los casos, unos ingresos residuales que pueden compensarle o no, esa ya es su decisión.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *