Publicidad

La paradoja del aumento del turismo y el retroceso de la contratación estacional

La paradoja del aumento del turismo y el retroceso de la contratación estacional

Cuando analizamos los datos del paro más recientes, y, sobre todo, cuando ponemos el acento en los meses de septiembre y octubre pasados, encontramos, efectivamente, una posible relación causa efecto entre la caída del número de parados y el aumento del turismo en general en nuestro país.

Un reflejo de estos datos pueden ser sin duda Cataluña o Baleares donde la pasada campaña de verano reducía cerca del 4%  y el 4.8% respectivamente el número de parados, coincidiendo con una muy buena temporada turística.

Sin embargo realmente y en un análisis más global de esta relación causa efecto aquí se acabarían las noticias buenas en el ámbito nacional.

Si tomamos por ejemplo como dato Canarias, sin duda una de las comunidades punteras en lo que recepción turística se refiere, veríamos que las cifras relativas al crecimiento de turistas, que efectivamente se dieron, no generan en absoluto una disminución del paro, al contrario, en esas mismas fechas en las que veíamos la reducción del desempleo en Cataluña, en Canarias la tasa de paro aumentaba casi dos puntos, situándose en el 35,12% y sumando 22.000 parados más a las listas de desempleo. Algo similar podemos encontrar en el caso de Andalucía que presenta también un retroceso que sitúa la tasa de paro como la mayor de nuestro país (algo que viene encabezando como comunidad) en el 36,37%.

En general estos datos, enmarcados es cierto en un contexto relativamente amplio en el que prácticamente todas las comunidades autónomas presentan disminución en sus tasas de paro (leves) pone una nota un tanto negativa en las posibles lecturas del trabajo estacional para la próxima campaña de Navidades, otro de los puntos álgidos en lo que a trabajo temporal se refiere del año, y que, si hacemos caso a esas lecturas, y, también, a la evolución a la baja de la oferta de empleo estacional en las últimas Navidades, puede acabar en lo que ha dicho oferta de empleo se refiere bastante por debajo del pasado año 2012 que, ya entonces, resultaba ser el de menor volumen de oferta de empleo estacional en los últimos cinco años.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *