Publicidad

La tasa de paro se lleva la jubilación tranquila

La tasa de paro no solo lastra las posibilidades laborales, también se lleva consigo los derechos, la dignidad y laro que sí los ahorros todo junto y por el mismo precio como una oferta de la desgracia más que del destino.

Cuando no se tiene ingresos y se está en el paro es sumamente difícil vivir el día a día cumplir con los pagos de la hipoteca, el seguro del coche o de la tarjeta que se vuelve la mejor amiga cuando no se tiene metálico.

Esto es lo que pasa y se viene notando ante la desesperación de muchos de necesitar ingresos y no tenerlos por ninguna vía, situación general y compartida por los parados, que genera un fenómeno entre los participes en planes de pensiones que al necesitar de urgente liquidez y sin ahorros sustanciales durante 3 años, ya es notorio el número de rescates multiplicándose por 1.000.

Lo que rompe con el sueño de muchos que esperaban llegar a su jubilación y cumplir con un viaje, con descansar de los problemas, pero la crisis no da descanso y tampoco parece dispuesta a dejar que los sueños se cumplan. Ya que cada vez más se opta por el retiro de dinero del fondo de pensiones mucho antes de antes de la jubilación al no contar con ingresos o al ser escasos por lo que de jubilarse como se ha planeado es dudoso.

650 millones de euros, es lo que se estima como el total hasta el momento que se fueron de las cuentas de los fondos contando el inicio de la crisis a los bolsillos de 123.300 parados de larga duración -con un mínimo de 1 año-en especial.

Por lo que preocupa viendo los números a partir de 2007, los beneficiarios y la cuantía es alta, en la primera fase de la crisis, fueron 5.840 parados los que tuvieron que recuperar 44 millones de euros. Datos que da la patronal de fondos de pensiones, Inverco.

Ya en 2010, los parados alcanzaban los 70.373 y 320 millones, es decir más del 600%, las cifras dan a las claras la desesperación y pocos recursos de dónde sacar dinero ya que no da ni para emprendedor.

De los años que le siguieron al inicio de la crisis, dónde se dió un nivel más alto de rescates de ahorros fue 2009, coincidiendo en la subida fuerte de la tasa de paro que creció del 11% al 18%, traducido subió en 1 millón y medio más de desempleados y junto a con ello los rescates.

Lo que desde esa notoria cifra, se debió permitir que los desempleados pudieran sacar su dinero de los fondos sin cumplir con los plazos contratados, por lo que dejaba de abligarse a tener que esperar 12 meses que en dicha situación parece duplicarse y no llegar más si hubiera que esperarlos. El Gobierno dió permiso de poder rescatarlo con solo pasar 1 día tras acabarse su subsidio por desempleo. Con esto es claro que la tasa de paro se lleva la jubilación tranquila. Todos aquellos que se encuentren en una situación que deban recurri al recate, hay una Guia de Planes de Pensiones en las que consultar los pasos a dar.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *