Publicidad

¿Cuál es la mejor comunidad autónoma para trabajar?

Variables como los salarios, el poder adquisitivo que éstos permiten, la tasa de paro, la seguridad y la estabilidad en el empleo, la siniestralidad y la conflictividad laboral, el número de empresas per cápita o la conciliación de la vida personal con la profesional, entre otras, permiten determinar cuál es la autonomía que ofrece mejores condiciones a los trabajadores.

Aunque a más de uno le gustaría librarse, lo cierto es que el común de los mortales necesita trabajar para sobrevivir, vivir y prosperar. Incluso hasta para darse los caprichos que las posibilidades económicas de cada cual permita en cada caso. Ello no es óbice para que, en la medida de lo posible, esa actividad profesional de lleve a cabo en el entorno más adecuado y en las mejores condiciones posibles.
Cuál es la mejor comunidad autónoma para trabajarEse contexto puede referirse a distintos aspectos, tales como las mejores empresas para trabajar o el ambiente laboral más favorecedor para que el empleado alcance la felicidad laboral, lo cual suele redundar en que las empresas salgan beneficiadas y logren sus objetivos. Además, por supuesto, de lo que cada persona se empeñe en llegar lejos, por ejemplo, apostando por estudiar las carreras universitarias con menos paro.

Sea cual sea la situación del trabajador, la empresa en la que está contratado o el sector en el que ésta opera, siempre va a existir una ubicación física en la que la compañía esté asentada. Quizá con la excepción de los negocios on line, aunque incluso éstos cuentan con una sede.

Diferencias económicas internas entre comunidades

Como consecuencia, el lugar en el que la empresa esté radicada es relevante, lo cual es particularmente destacado en la comparación entre comunidades autónomas. No se trata sólo de salarios, sino del poder adquisitivo que estos ingresos permiten a quien los recibe. También de la tasa de paro que afecta a un determinado territorio, la seguridad y la estabilidad para el empleo que se ofrece en el mismo y la siniestralidad y la conflictividad laboral que exista en la zona.
Mejor comunidad autónoma para trabajarIgualmente influye el número de empresas per cápita, el tiempo que se tarda en encontrar un puesto de trabajo o la conciliación de la vida personal con la laboral (no olvides que seis de cada diez mujeres renuncian a su carrera profesional para ser madres).

Las comunidades con mejores y peores sueldos

Así, al analizar la ‘foto fija’ que presentan dos de las principales magnitudes mencionadas, baste comparar los salarios más elevados por autonomías -el País Vasco, con 27.480,71 euros anuales por trabajador; la Comunidad de Madrid, que alcanza los 26.330,14 euros; y la Comunidad Foral de Navarra, que se queda en 25.468,38 euros- con los sueldos más bajos. Éstos se registraron en Extremadura (19.475,20 euros anuales por empleado), Canarias (19.749,03 euros) y Castilla-La Mancha (20.825,87), según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las comunidades con más y menos paro

Asimismo, los datos sobre las personas en situación de desempleo son esclarecedores. De esta manera, las zonas con menor índice de desempleo no son una novedad, puesto que suelen repetir en los mejores puestos: Navarra, con un 10,5% (33.000 parados); el País Vasco, que alcanza el 10,8% (110.000); y, completando el podio, La Rioja, que está en un 11% (17.000).

En el lado contrario de la balanza se sitúan las ciudades autónomas de Ceuta (que acumula una tasa de paro del 31,7% y 12.000 desempleados) y Melilla (27,2% y 10.000 personas sin trabajo), Extremadura (25,9% y 128.000 parados) y Andalucía (24,7% y casi un millón de ciudadanos fuera del mercado laboral), tal y como figura en las estadísticas de la Encuesta de Población Activa (EPA).

¿Cuál es la mejor comunidad autónoma para trabajar?

Con todo, ¿qué territorio se lleva ‘el premio gordo’, cuál es la mejor comunidad autónoma para trabajar? Pues, según el informe del segundo semestre del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo, Navarra es la mejor comunidad autónoma para trabajar, al lograr la mejor media en todos los apartados mencionados. 

Por primera vez Navarra, que ocupó el segundo puesto en los últimos tres trimestres de 2017 en ese mismo estudio, se alza hasta la primera posición de ese ranking. Cantabria, la primera clasificada en el conjunto del pasado año, cae hasta la cuarta plaza a pesar de su avance interanual. Eso se explica por los incrementos de un año a otro en la puntuación de Baleares y Madrid, que les permiten pasar a ocupar la segunda y tercera posición respectivamente (en ambos casos, dos peldaños por encima de donde se situaban en el ejercicio anterior).

¿Cuál es la peor comunidad autónoma para trabajar?

Finalmente, en cuanto a las autonomías con las calificaciones más bajas, Castilla-La Mancha desciende al último lugar pese a su mejora interanual. Canarias supera a la autonomía manchega, con lo que ha podido abandonar ‘el farolillo rojo’. Por su parte, Murcia pierde dos peldaños respecto al segundo trimestre de 2017, por lo que ha quedado tercera por la cola. En esa situación se encontraba hace un año Galicia, pero gracias a su significativo incremento (el mayor entre todas las autonomías), trepa cuatro escalones para elevarse hasta el décimo primer lugar. Además de los casos ya mencionados de Galicia y Canarias, el Principado de Asturias logra igualmente un progreso significativo.

 

También puede interesarte:

¿Cuántos días necesitas haber cotizado para cobrar el paro?

¿Qué buscan los reclutadores de RRHH en tu cuenta de Facebook?

Cómo actuar ante preguntas ilegales en una entrevista de trabajo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *