Publicidad

Novagalicia reduce 2.500 empleos y cierra 400 oficinas por 5.425 millones

La banca española está de acuerdo en hacer sacrificios o mejor dicho en sacrificar a los empleados y a sus oficinas con tal de recibir las ayudas financieras del rescate a la banca española. Una de las entidades es Novagalicia que acepta reducir una gran parte de su plantilla en unos 2.500 empleados y cerrar unas 400 de sus oficinas. Todo a cambio de 5.425 millones de euros ¿lo vale? el tiempo dirá. Todo esto y más abarca el plan 2013/2017.

Esta es una de las condiciones que ha puesto Bruselas pata volcar el rescate a parte de la banca española por el rescate y en el caso de Novagalicia supone un gran sacrificio debido a que el recorte en su plantilla es de unas 2.500 personas, significa nada menos que el 43% del total de su plantilla, y cerrar unas 400 oficinas de su red en estos próximos 3 años.

Además de esto deberá desprenderse y poner en venta su filial Evo, y no solo el despido, cierre de oficinas y venta de su filial también deberá concentrarse en Galicia, además de que en estos próximos 4 años deberá vender su cartera industrial, es un duro sacrificio y que hará reducir a Novagalicia Banco a su mínima expresión. Sin dudas que la Comisión Europea (CE) les hace pagar caro el ser rescatados a los bancos, para algunos de ellos la moneda de cambio es muy alta como para Novagalicia Banco, cuyas condiciones son las más duras de las que deben afrontar las entidades nacionalizadas. Algunos dirán que debe agradecer el banco gallego que le den hasta 2 años en los que podrá eludir algo peor que es ser subastada, al tratar de captar inversores privados. "También anticipan que podrá haber candidatos a comprar NCG por finales de julio de 2015 y una firma de la venta o un acuerdo de compra previo a diciembre de 2016, además de que antes del mes de septiembre de 2017 debería haberse concretado su privatización, no es futurología sino que es lo que puede leerse a lo largo del pliego de términos. Mientras llegan esos años, Novagalicia, obtendrá unos 5.425 millones de euros, con lo que en teoría y habrá que ver si en los números tendría que volverse rentable en 2013 una vez saneada como entidad, para lo que si o si debe reducir su plantilla casi que en un 50% al recortar 2.500 empleos, lo que en porcentajes es el 43% del total actual y achicar su red de oficinas en 400 oficinas. No acabará ahí, deberá vender su filial Evo Banco, que tiene menos de 1 año iniciaría la búsqueda de candidatos por enero de 2013 y no más allá de 2014, podría comprarlo algún banco extranjero que pretenda ingresar a la banca española por esta puerta. El que deba vender Evo pone en incertidumbre a la plantilla de 1.400 empleados, y la red de oficinas de este. Uno de los mayores sacrificios que deberá hacer como banco gallego, Novagalicia deberá circunscribirse a su territorio de origen, Galicia además de dedicarse al negocio minorista, en cuanto a las empresas y familias gallegas. Vender su cartera industrial, tendrá hasta 2016 unas 170 empresas por lo que deberá hacerlo aceleradamente. Aunque nada hay de que deba desprenderse de su oficina operativa de Ginebra, una oficina en Madrid, Barcelona y Bilbao, y oficinas de representación fuera de España, como las de Venezuela, Argentina, México, EE UU, Reino Unido, Francia, Alemania y Suiza las que podría mantener. Por último le queda hacer el traspaso de activos inmobiliarios tóxicos, supone préstamos a promotores por más de 250.000 euros, activos inmobiliarios por más de 100.000 euros y participaciones de control en empresas inmobiliarias.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *