Publicidad

¿Qué es el Plan Prepara?

Lanzado en el año 2011 el llamado Plan Prepara venía a convertirse en una institucionalización, y en cierto modo en una herramienta, en la que transformar la ayuda de 400 € que se venía proporcionando a los parados de larga duración sin más derechos a prestaciones.

Este plan, que vamos a repasar el presente artículo, no se presentaba con vocación de permanencia, sin embargo en la actualidad continúa en vigor y, todo apunta, a que nos encontramos ante un modelo de subsidio que difícilmente se abandonara antes de que la tasa de paro retroceda por abajo del 20%, algo para lo que desafortunadamente parece que aún faltas.
Plan Prepara (o el subsidio de los 400 euros)
Este plan se puede resumir de manera muy sencilla, se trata de una concesión de subvención, para una cuantía máxima de 2400 € o 2700 €, que se reparte en seis mensualidades de 400 € o 450 €, los beneficiarios de estas prestaciones alcanzan un compromiso de recepción de formación para el reciclaje profesional, así como con los compromisos habituales que se mantienen en la recepción de cualquier prestación de desempleo.

Quién puede solicitar el Plan Prepara

Existen por un lado unos requisitos básicos y por otro unas exigencias mínimas que determinar quién se encuentra en condición de solicitar este subsidio.

En el apartado de requisitos el primero de ellos es ser parado de larga duración, el segundo es figurar como escrito en demanda de empleo en los servicios de empleo en al menos 12 de los últimos 18 meses, mientras que el tercer requisito es el de poseer responsabilidades familiares, pueden ser tener a su cargo cónyuge, hijos mayores de 26 años con discapacidad, hijos menores de 26 años, o menores y 18 acogidos.

En el apartado de exigencias mínimas nos encontramos con las siguientes; haber agotado la prestación o subsidio de desempleo y solicitar la adhesión al plan antes de que transcurran dos meses tras dicho agotamiento, no tener derecho a prórrogas de prestaciones ni a ninguna ayuda por desempleo y por último no haber cobrado anteriormente ninguna prestación de este tipo a través de cualquiera de los diferentes programas existentes de ayuda social.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *