Publicidad

Reforma laboral y paro

La reforma laboral y el paro son los temas que debe tratar el nuevo gobierno con los sindicatos y patronales además del tema de la modificación de las bonificaciones al empleo por una rebaja generalizada de cuotas, aunque los mismos sindicatos podrían trabajar en favor de aminorar el coste del despido a las empresas y empresarios. Así se estaría encaminando la forma de poder favorecer a las empresas en cuanto a los costes de indemnizaciones por despido, esto permitiría no rebajar lo que el trabajador cobre.

Desde la UGT proponen que la financiación sea con un porcentaje de los 3.000 millones de euros en ayudas a la contratación y crear empleo. De aprobarse será uno de los tantos acuerdos de la Patronal y sindicatos trabajan para pasar a tratar temas en los que existe una gran diferencia entre ellos.

Uno de los temas que hacen saltar la chispa es el llegar a un nuevo sistema de resolución extrajudicial en los conflictos o crear una reordenación de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y el control del absentismo laboral, este tema debía haberse incluido en la reforma laboral anterior pero por no lograrse un acuerdo no se dio.

Se trataría de destinar parte de los 3.000 millones anuales que se dedican a bonificaciones a la contratación a “aliviar” los costes de los empresarios por las indemnizaciones por despido.

Un modelo que se está tomando en cuenta es el modelo o sistema austriaco de protección por desempleo, este sistema ofrece que la empresa que cotiza crear un fondo individual de cada uno de los empleados y al este ser despedido, se lleva consigo ese fondo individual lo que sería tomado como una indemnización y prestación por desempleo y si quisiera hasta emplearlo en su formación o hasta al jubilarse, se estaría en estudio aunque existen otras variables.

Algo que desean varios de los involucrados es que esta próxima reforma laboral reduzca lo que es el efecto del coste del despido en las empresas que deban reducir su plantilla.

Lo que no se tocaría para poder lograr esto son las bonificaciones al empleo, y ni tampoco usar una parte del fondo, principalmente por que las ayudas están comprometidas para los siguientes 4 años lo que duran gran parte de las bonificaciones.

Otro impedimento para aplicar el modelo austriaco son los altos costes de transición, algunos indican que para eso deberían aumentar en 2 puntos las cotizaciones actuales, y la falta de financiación establecida.

Alguno por ahí propuso locamente crear un fondo como forma de indemnización y que siguiera la actual prestación por desempleo algo que complicaría el panorama de indemnización al haber dos modelos. Pero han aclarado que el Fogasa ayuda en un porcentaje de las indemnizaciones aunque este fondo se vale de lo que es la cuota patronal, diferenciándose del fondo de bonificaciones ya que se financian a partir de impuestos lo que sería muy diferente.

Como sea la fórmula que se ponga en marcha también se deberá encontrar una para frenar el desempleo que cada vez se lleva a más empleados a sus filas.

Imagen: blogs.deia

Fuente: Cincodias

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *