Publicidad

Ayudas para parados de larga duración: el plan Reincorpora-T

El programa Reincorpora-T, que tiene una dotación de 4.000 millones de euros, es un plan de empleo integral vigente entre 2019 y 2021 que busca recortar el paro de larga duración.

La tasa de paro en España continúa siendo muy elevada, al seguir en el entorno del 14%. Además, las previsiones, por ejemplo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), no apuntan a que vayan a producirse mejoras notables. Al menos no a corto o a medio plazo. Así, esta institución pronostica que el desempleo nacional se estancará en los ejercicios de 2019 y 2020 por encima del citado porcentaje.
El plan Reincorpora-TDentro de ese índice de paro -sólo superado por la estadística de Grecia-, una de las grandes bolsas de personas sin trabajo la forman los desempleados de larga duración. De hecho, ese colectivo lleva años siendo uno de los frentes prioritarios para las autoridades políticas y laborales, ya que nunca ha llegado a reducirse del todo. De ahí que varios de los programas y ayudas enfocados a rebajar el número de desempleados se centren en ese grupo. Este año hay una más: descubre el plan Reincorpora-T para parados de larga duración.

Qué es el plan Reincorpora-T

Se trata de un plan de empleo integral con una vigencia de tres años (2019-2021) que tiene como objetivo reducir sustancialmente el paro de larga duración y prevenir que las personas sin trabajo pasen a engrosar ese colectivo.

El programa Reincorpora-T, que se une a otras medidas como el plan Prepara, tiene un dotación de 4.000 millones de euros, de los que 781,2 millones corresponden a los Presupuestos Generales del Estado de 2019. En las cuentas oficiales de 2020 y 2021 se consignará el importe necesario para alcanzar la cantidad total comprometida.

Cómo funciona el plan Reincorpora-T

El programa Reincorpora-T incluye las siguientes medidas:

  • Coordinación entre las políticas activas de empleo y la protección económica frente al desempleo que facilite la búsqueda activa de trabajo.
    • Subida del SMI en 2019 -efectiva desde el pasado 1 de enero-, en línea con el avance hacia el salario medio que recomienda la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
    • Recuperación de la ayuda para parados mayores de 52 años.
    • Nueva formulación de la protección asistencial por desempleo.
    • Recuperación de las cotizaciones a la Seguridad Social y por formación de los cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia.
  • Fortalecer los servicios públicos de empleo y favorecer la colaboración público-privada en la intermediación laboral y el desarrollo de las políticas activas de empleo.
    • Contratación por los Servicios Públicos de Empleo (SPE) de 3.000 nuevos profesionales especializados en orientación y prospección para mejorar la ratio de atención a las personas desempleadas. Ayudarán a dispensar una atención presencial, individual y personalizada de los parados de larga duración para procurar su pronta reincorporación al mercado de trabajo, garantizando además el seguimiento de sus transiciones laborales.
    • Garantizar el derecho a un plan de recolocación externa para todos los trabajadores desvinculados definitivamente de su empresa, de manera voluntaria o forzosa, como consecuencia de un despido colectivo, ligándolo al ‘compromiso de actividad’. Ampliar ese derecho a los trabajadores de 45 y más años despedidos, independientemente del tamaño de la empresa y de si su despido se produjo o no en el marco de un expediente de regulación de empleo (ERE) o un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE).
    • Favorecer y consolidar el papel que desarrollan las empresas de trabajo temporal en la gestión de la temporalidad como gestores profesionales autorizados que contribuyen a la mejora de la empleabilidad de los colectivos por ellas contratados, aportando garantías de formación y prevención adecuadas para todos los trabajadores. Articular con estas empresas un plan para incentivar la puesta a disposición de las empresas usuarias de personas en paro de larga duración y pertenecientes a colectivos vulnerables ante el empleo como una vía más para acceder al mercado de trabajo.

    A quién va dirigido el plan Reincorpora-T

    El plan Reincorpora-T está enfocado, por supuesto, sobre los desempleados de larga duración, es decir, para aquellas personas especialmente vulnerables en el mercado laboral, pero también a las que, por sus características, pueden acabar engrosando este grupo. En otras palabras, a potenciales parados a largo plazo. Se pretende, con esta perspectiva, ‘prevenir antes que curar’. Además, el plan Reincorpora-T complementa otras ayudas para parados vigentes en 2019.

    Beneficiarios del plan Reincorpora-T

    Este programa cuenta con los dos bloques que figuran a continuación.

    1. Actuaciones específicas para incorporar al mercado de trabajo a los desempleados de larga duración que tengan 30 y más años que hayan estado en paro durante 12 o más meses en el último ejercicio y medio.
    2. Medidas preventivas que inciden sobre los siguientes colectivos:
    • Trabajadores con empleo que no llegan al umbral del salario mínimo interprofesional (SMI) por contratación temporal y/o a tiempo parcial.
    • Población vulnerable en hogares con bajos ingresos y/o baja actividad laboral.
    • Personas ocupadas en el trabajo doméstico.
    • Cuidadores no profesionales.
    • Mayores de 45 años que pierden su empleo y se mantienen en paro 9 meses en los últimos 18.
    • Personas con discapacidad.
    • Ciudadanos que forman parte de un proceso colectivo de regulación de empleo.
    • Individuos que forman parte de hogares vulnerables.
    • Personas en paro durante 9 meses en los últimos 18 meses inscritas en el Régimen Especial Agrario.

    Plan Reincorpora-T

    Qué incluye el plan Reincorpora-T

    El programa Reincorpora-T cuenta con seis ejes de actuación, nueve objetivos vinculados a ellos y 63 medidas que desarrollar para alcanzarlos.

    1. Orientación, con tres objetivos y 16 medidas (1 a 16).
    2. Formación, con dos objetivos y siete medidas (17 a 23).
    3. Oportunidades de empleo, con 4 objetivos y 23 medidas (24 a 46).
    4. Igualdad de oportunidades en acceso al empleo, con tres medidas (47 a 49).
    5. Emprendimiento, con seis medidas (50 a 55).
    6. Mejora del marco institucional, con ocho medidas (56 a 63).

    Dónde solicitar el plan Reincorpora-T

    Si crees que puedes encajar en los parámetros de este programa, no tienes más que acercarte a una de las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el antiguo Instituto Nacional de Empleo (INEM), y pedir información sobre el mismo.

    También puede interesarte:
    Cómo capitalizar el paro para hacerte autónomo o crear una empresa
    Qué hacer cuando se acaba el paro
    Cuánto paro cobrarás
    Todos los tipos de contratos de trabajo

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *