Publicidad

34.000 parados dejarán de cobrar los 426 euros

Serán un total de 34.000 los parados que deban dejar de cobrar esta prestación pasando a tener una renta de inserción, actualmente existe un conjunto de parados que están cobrando esta prestación por paro del total de 220.000 se reducirá a los 186.000 en 2012, un total de 34.000 que dejarán de cobrar la conocida renta activa de inserción de 426 euros.

Es el cálculo que comunicó la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo al tener que hacerse presente en la Comisión de Empleo del Congreso y ante las dudas que surgen por la reducción en las prestaciones por desempleo que figuran en los presupuestos siendo este uno de los peores momentos para que se achique el porcentaje al mes tras mes ver como sube la tasa de paro lo que hace que se perjudique doblemente a los parados.

Para la secretaria de Estado que se de una subida del paro no significará que aumente el gasto de prestaciones por paro, aclarando que si crece dentro del aumento una gran parte del porcentaje se dará en la renta activa de inserción, la que subirá de los 678 millones a 1.098 millones de euros. Mientras que cae la media de tiempo para la prestación por paro, haciendo que los perceptores tengan menos derechos.

Por el lado de la cantidad de desempleados que no forman parte del sistema de protección no está claro por lo que hay que hacer un grueso informe que implica hacer varios cruces entre información de los datos de las comunidades autónomas y tener una real lista de los que se quedan fuera.

El Ministerio de Empleo es objeto de rechazo por parte de los agentes sociales de no querer negociar ni dialogar en varias materias. La Secretaría de Estado de Empleo se encargará de gestionar un monto de 36.104 millones de euros, que será menor en un 8,6 % frente a lo del año pasado, aunque el presupuesto sea menor igualmente se les garantizará las prestaciones por desempleo, además de que se financiará las medidas que promueve la reforma laboral.

Para despejar dudas, miedos y acusaciones es que se resalta que entre las medidas el Gobierno español no tocará las pensiones y las prestaciones por desempleo.

Un gran porcentaje del presupuesto se lo lleva el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), captando un total de 34.718,9 euros; en cuanto a ingresos del SPEE parten de las cuotas del desempleo y de formación, además del Fondo Social Europeo y, la aportación del Estado. En estos nuevos presupuestos comprenden ingresos por cuotas de 20.329,8 millones de euros, lo que será un 4,3 % menos con el año pasado, de esa cifra 18.425 de euros es decir el 4,3 % menos, se deben a las cuotas de desempleo; otros 1.890 de euros el 4,5 % menos se trata cuotas de las formación y 14,8 millones de euros corresponde a las cuotas de protección por cese de actividad que cobran los trabajadores autónomos.

Al quedar desbalanceada la cifra por la recaudación de las cuotas que sirven para cubrir las políticas de empleo y protección por desempleo no le deja otra posibilidad que sea el Estado que aporte un total de 13.307 millones de euros, es el 38 % de la cifra total presupuestada para el SPEE. Otro que aporta es el Fondo Social Europeo que inyecta al SPEE un total de 650 millones de euros.

En el presupuesto que se utiliza para las prestaciones por desempleo reciben 28.503 millones de euros, de este total, 20.060 millones de euros van a las prestaciones contributivas; unos 6.607 de euros sirven para el subsidio por desempleo; 738 millones de euros van al REASS el régimen especial agrario y finalmente 1.098 millones de euros a la Renta Activa de Inserción que se les otorga a las personas sin recursos.

Imagen: http://www.teayudamosencontrartrabajo.net

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *