Publicidad

Bonificación de 3.600 euros por contratar jóvenes

La tasa de paro es alta y la reforma laboral busca que esta baje aunque la magia no existe en el mercado laboral, uno de los temas que propone y se aprobó en la reforma laboral 2012 son las nuevas bonificaciones para jóvenes y mayores en especial. Esto hace que las empresas desde ahora cuenten con una bonificación en la cuota de la Seguridad Social de 3.600 euros siempre que sea con contrato indefinido a los jóvenes con edades entre 16 y 30 años por un tiempo de 3 años. En cuanto al periodo de prueba será de máximo de 1 año.

Además a los 3.600 euros hay que agregarle 1.000 euros, 1.100 euros y 1.200 euros extras por año de antigüedad, y serán 100 si es mujer para que se emplee en alguno de los sectores que no tenga mujeres o sean muy pocas.

Los parados de larga duración también existe una bonificación esta es de 4.500 euros por contratar a desempleados mayores de 45 años con 12 de los últimos 18 meses en el paro estos son alguno de los que también son parados de larga duración ya que hay con hasta 2 o 3 años desempleados, y 1.300 euros anuales más hasta 3 años, y otros 1.500 euros cuando la empresa contrate a una mujer para alguno de sus sectores con poca representación de ellas.

Despido Procedente:
En cuanto al despido procedente será válido cuando haya caída de las ventas, además la empresa tendrá beneficios y hasta se le permitirá usar este tipo de despido.

Despido improcedente:
En cuanto al despido improcedente la reforma hace que pase los 45 a los 33 días, se eliminan los 42 meses bajando a los 24 meses. Todos los nuevos contratos tendrán de indemnización 33 días por año trabajado cuando sea despido improcedente y 24 mensualidades, frente a los 45 días y las 42 mensualidades que se daba hasta ahora.

Entre las numerosas quejas de la reforma se da en el abaratamiento del despido, permitiendo que sea más fácil practicar el despido procedente, este tiene una indemnización de 20 días por año trabajado y hasta 1 año de salario.

Para las grandes empresas que son las que tienen plantillas de más de 500 trabajadores que practiquen los despidos colectivos y que entre los despedidos se encuentren trabajadores de 50 o más años, se les exige desde ahora realizar una aportación económica al Tesoro Público. La reforma les exige cuando las empresas tengan beneficios en los dos ejercicios económicos anteriores al que el empresario comenzó con el procedimiento de despido colectivo a tener que abonar esta aportación.

Lo referido a los contratos para emprendedores, para este caso hay un nuevo contrato indefinido para las pymes que tenga hasta 50 trabajadores el mismo lleva una deducción fiscal de 3.000 euros por contratar menores de 30 años a los que hay que agregarle 3.600 euros más si el menor contratado viene de estar desempleados.

Cuando contraten a un desempleado de larga duración para esta contratación la bonificación habrá unos 4.500 euros.

Para las dos formas de contratación, el trabajador contratado se le exigirá que venga de cobrar deberá la prestación hasta 3 meses otro requisito es el que el trabajador tendrá la posibilidad de compatibilizar el 25% de la prestación por paro y recibir el salario todo a la vez y la ventaja para la empresa es una deducción del 50% por 1 año.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *