Publicidad

Claves para encontrar trabajo después de los 55 años

Más de medio millón de personas mayores de 55 años busca empleo, un 16% más que hace un lustro.

Encontrar trabajo después de los 55 años no es tarea fácil. Prueba de ello es que, a día de hoy, hasta 560.100 personas mayores de esa edad se encuentran en la ardua actividad que es buscar empleo y, por tanto, en situación de desempleo. En comparación con los parados que estaban en ese momento vital y laboral hace un lustro, son un 16% más (entonces eran 481.600 desempleados).
jubilados2En ese aumento de personas sin empleo mayores de 55 años incide tanto la crisis como la reticencia de las empresas a contratar a trabajadores de una determinada edad. Así, el panorama el actual mercado laboral presenta ciertas trabas para este colectivo en paro, a cuyos miembros, en muchos casos, les queda aún un largo trecho para el retiro, aunque sea en forma de jubilación anticipada.

Aprovechar la experiencia de los mayores de 55 años

Así que, los mayores de 55 años, con una dilatada vida laboral, y con talento y conocimiento aún por aprovechar, tienen una tasa de paro mayor que la habitual y se topan con bastantes dificultades para trabajar.

No obstante, a pesar de que el volumen de desempleados sigue siendo muy elevado (más de medio millón), hay que tener en cuenta que, con el inicio de la recuperación económica, este año se ha producido la tercera caída consecutiva en el número de parados que superan esa edad.

El peligro de la cronificación del paro

Además de atesorar una amplia experiencia, se trata de un sector de la población que sigue siendo muy activo. Sin embargo, cuando se pierde el empleo con 55 años o más salir del atolladero puede antojarse muy complicado. De hecho, muchos desempleados que se encuentran en ese momento vital acumulan largos periodos de inactividad.

En concreto, casi tres cuartas partes -el 74%- lleva más de un año sin encontrar trabajo, cifra que desciende hasta el 61% entre los que tienen entre 45 y 55 años y hasta el 54% entre los desempleados a escala general.

Además, la mayoría de los parados de larga duración mayores de 55 años lleva más de dos años sin trabajo: un 61% del total, según se asegura desde la Fundación Adecco, que ha realizado una encuesta a 1.500 desempleados mayores de 55 años que, en el último año, han acudido a sus oficinas en búsqueda de una oportunidad profesional. 

¿Fuera del mercado laboral para siempre?

Tal y como figura en esa consulta, la mayoría de los encuestados -un 70%- cree que no podrá volver a trabajar nunca. En otras palabras, siete de cada diez considera que, al perder el empleo, se ha quedado fuera del mercado laboral para siempre. Asimismo, un 20% cree que tardará más de un año en colocarse, mientras que sólo un 10% cree que estará trabajando en los próximos doce meses.

shutterstock_192726626

En este sentido, un 61% declara  no haber sido llamado para una entrevista de trabajo durante el último año, a pesar de que el 56% se apunta a varias ofertas de empleo cada semana. Mientras que un 33% ha realizado entre una y cinco entrevistas, y sólo un 5% ha superado la media decena.

Los mayores de 55 años tienen claro el porqué de esta situación: el 90% de los encuestados achaca esta falta de oportunidades laborales a su edad, mientras que un 10% lo asocia a otras circunstancias del mercado de trabajo.

Claves para encontrar trabajo después de los 55 años

A pesar de que la percepción de los desempleados que superan la citada edad es, como se ve, negativa, es posible encontrar trabajo pasados los 55 años de edad. Para ello, los siguientes consejos pueden resultar de utilidad.

  • No escondas tu edad: si tú no le das importancia, los demás tampoco lo harán. Si, por el contrario, presupones que va a ser un problema, trasladarás este prejuicio a los reclutadores, que tendrán más reticencias a la hora de abordar la contratación. Tampoco hace falta gritar a los cuatro vientos que tienes 56, 59, 61 años o los que sean. Lo mejor es, sencillamente, no dar protagonismo a un dato que no determina tus capacidades ni tu profesionalidad. Si en una entrevista de trabajo te preguntan cuántos años tienes, coméntalo con naturalidad y transparencia.
Cómo funciona la Renta Activa de Inserción
  • Pon en valor tus logros. Tu edad te aporta competencias y habilidades intrínsecas (madurez, control emocional, templanza, etc), pero son demasiado generales y no suponen un valor diferencial. Tanto en el currículum vítae como en la entrevista de trabajo, haz énfasis en logros concretos que hayas alcanzado en tu carrera profesional. Por ejemplo, no son importantes las funciones que realizaste como administrativo, sino la herramienta de Excel que creaste para facilitar el proceso de introducción de datos.
  • Recíclate. Nunca es tarde para añadir formación nueva a tu candidatura: idiomas, ofimática, ventas… Toda competencia que añadas a tu CV te conectará con las nuevas necesidades del mercado laboral, convirtiéndote en un profesional más atractivo para las empresas. De este modo, podrás equipararte a los más jóvenes en materia de formación y tu experiencia se convertirá en un valor añadido.
  • Cuida tu autoestima. Huye de visiones apocalípticas, tales como “no voy a volver al mercado laboral”, que pesan mucho en el ánimo y son muy destructivas. Siempre que se te pasen por la cabeza, reconviértelas en una visión positiva, como “antes o después encontraré trabajo”. En este sentido, no resulta nada conveniente descuidar tus aficiones (lectura, paseos, cine, etc.) y también debes ser consciente de que eres una persona antes que un profesional. Si tú te quieres, las empresas también lo harán.

 

Publicidad

One response to “Claves para encontrar trabajo después de los 55 años

  1. Doy las gracias por las claves de como conseguir empleo,pero creo que el empresario debe de pensar que los mayores de 55 años son consumidores de los productos y trabajos que venden los empresarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *