Publicidad

La consultoría como opción

Un consultor asesora en cuestiones sobre las que tiene un conocimiento especializado. Producto de la experiencia, del estudio o de ambas, es forma de utilizar estas herramientas dejando al desempleo en el olvido.

En épocas de crisis especialmente, las empresas temen contratar personal de manera permanente por lo que prefieren recibir el asesoramiento de profesionales especializados en el tema que los ocupa. Si bien no es lo mismo que estar contratado de manera fija, esto te permitirá darte a conocer y convertirte en una buena opción cuando busquen personal. También puede ser una forma de autoempleo para el resto de tu vida. Lo que necesitas para empezar es una computadora, conexión a Internet, un teléfono y unas tarjetas personales.
Es importante detenerte a pensar qué es lo que puedes ofrecer, qué es todo lo que has capitalizado en este tiempo y hacia dónde lo dirigirás. Resulta necesario definirlo correctamente y establecer quiénes serán los interesados en tu conocimiento para acotar el mercado. Luego tienes que darte a conocer, considerar los canales para hacerlo, buscar contactos, organizar tu tiempo y nunca descuidar tus finanzas. Tendrás algunos gastos al principio pero cuando comiences a ganar plata como consultor deberás cuidar tu dinero.

En una de sus columnas semanales del periódico USA Today, la consultora Rhonda Abrams propone algunas ideas para conseguir a tus primeros clientes:

  • Piensa en tus empleadores del pasado. Por ahí no están en condiciones de contratar personal de manera permanente pero sí necesitan de tus servicios y ya conocen cómo trabajas.
  • Acércate a otros en esa industria. Si has estado trabajando en determinado campo, ya conoces a las otras empresas que se desempeñan en esa actividad. Ve por ellas.
  • Trabaja gratis. O por muy poco. Una forma de hacerte conocido es mostrar cómo trabajas y al principio será difícil a menos que lo hagas por muy poco dinero dada la competencia que tendrás que afrontar. Es una inversión por más duro que pueda sonar.

La consultoría puede ser casi de cualquier cosa y hasta hay grandes empresas que se dedican a esto. ¿Por qué no te contratarían a ti?

Fuente imagen: Getty Images

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *