Publicidad

La grafología, una herramienta cada vez más necesaria en los Recursos Humanos

La grafología es cada vez más utilizada como técnica eficaz en la gestión de los Recursos Humanos de muchas empresas. A través de ella sabemos más cosas sobre la persona candidata a ocupar el puesto de trabajo ansiado. Sus aptitudes y actitudes quedan reflejadas en su modo de escribir y sirve a los directores de RR.HH. para dar con el perfil adecuado.

Así nos lo hace saber Kainova, empresa especializada en la gestión y desarrollo de las personas, que utiliza la grafología con el objetivo de incrementar la calidad de los servicios que ofrece en el ámbito de los Recursos Humanos.

Establecen que la grafología es una técnica muy antigua que verifica cómo se comporta la persona en determinadas situaciones. Si bien nuestra letra puede variar a lo largo de los años, los gestos gráficos se conservan inalterables, ya que se trata de un acto en el cuál intervienen varios sistemas senso-motores que parten de la corteza cerebral. La grafología es una técnica de máxima fiabilidad que no permite la manipulación de sus resultados.

Así a la hora de realizar una entrevista es bastante normal que nos hagan escribir nuestra experiencia laboral, nuestros datos y aficiones en un folio porque nuestra letra será analizada por estos especialistas.

A través del estudio grafológico del individuo se puede determinar su adecuación a un puesto con unas características determinadas: adaptación al ambiente de trabajo, equipo de personas, funciones o compatibilidad con el perfil de su responsable, entre otras.

Ahora bien, ha de quedar claro que es tan sólo un apoyo porque lo que realmente interesa es la experiencia, estudios y tareas afines adecuadas al puesto de trabajo por el que se opta. Si bien, ante dos personas con similares perfiles y CV puede decirnos muchas cosas y decantarnos por una antes que por la otra.

Según Kainova, la grafología es también eficaz en la definición de planes de carrera, resolución de conflictos laborales, promociones internas o reestructuraciones, entre otros. La empresa y el trabajador se ahorran tiempo, si con esta medida se consigue saber si la persona puede desempeñar puestos de más responsabilidad o quedarse en el lugar que estaba.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *