Publicidad

Los jóvenes ocupan apenas el 7,3% del total de puestos de trabajo

Las altas tasas de paro se ceban especialmente con el colectivo más joven, que son uno de los más afectados por la crisis económica que tenemos en España.

Así lo especifica el Indicador Laboral de Comunidades Autónomas Adecco (ILCA) del segundo trimestre de 2009 y las previsiones para el cuarto trimestre de 2009. De estos datos se desprende que los jóvenes ocupan apenas el 7,3% del total de puestos de trabajo (1 de cada 14 empleos), la menor proporción que enseñan las estadísticas.

En 2008, esa proporción era del 9% y, hace cinco, llegaba al 10,4%. En mayor o menor medida, las siete autonomías estudiadas recortaron el empleo joven (y también el adulto). Las previsiones de paro de finales de año no son muy halagüeñas, llegan a rozar el 20% de tasa de paro, y según este indicador, ello afectará ya al 42,1% de los jóvenes.

Las comunidades autónomas tendrán una evolución similar y en todos los casos la pérdida de puestos de trabajo será más veloz en el caso de los jóvenes, aunque sean un bien productivo en la sociedad y máximos emprendedores, sobre todo, por el tema de las nuevas tecnologías que ya dominan todos a la perfección.

El indicador establece que en julio de 1976 (en Gobierno de Adolfo Suárez) nuestro país contaba con más de 2,5 millones de ocupados menores de 25 años. En junio último, ese mismo grupo de edad contaba con prácticamente la mitad de ocupados que en aquel entonces: 1.386.500.

Está claro que hay un importante envejecimiento de la población, pues se ha pasado de 5,9 millones de menores en 1976 a 4,5 millones en la actualidad. La otra mitad se explica por la mayor tasa de paro de ese grupo de edad, que en el segundo trimestre ha alcanzado el 38,1% (14,3 puntos porcentuales por encima del valor observado un año antes y el dato más elevado en 13 años), cuando en aquel entonces esta variable era del 10%.

Los datos constatan que casi 1 de cada 4 jóvenes ocupados perdió su empleo en los últimos doce meses (recorte de 442.300 empleos en términos absolutos y un 24,2% en porcentuales). Nunca antes en España se había destruido semejante proporción de empleo juvenil.

Este indicador, de periodicidad trimestral, elaborado por investigadores del IESE-IRCO, compara la situación de los mercados laborales de siete Comunidades Autónomas españolas utilizando cuatro variables: ocupación, que mide la creación de puestos de trabajo en relación con las necesidades de la economía en su conjunto; apertura a los grupos de trabajadores considerados vulnerables (mujeres, jóvenes, etc.), entre otros.

Foto: www.sxc.hu

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *