Publicidad

¿Los parados tienen la culpa de estar en el paro?

Además de estar en el paro, los millones de parados deben de soportar que algunos crean que ellos están en el desempleo por gusto propio o que se les desconfíe de contratarlos, interesante es el artículo de El Confidencial, en el que que algunos piensan “No voy a contratar ni loco a un parado. No son de fiar”, como si fueran ex convictos que salen de la cárcel y están buscando empleo. Si bien la frase no es de una mayoría alcanza saber que hay un conjunto de empresarios y profesionales de recursos humanos que piensan así y que tratan por algunos medios o excusas el no contratar a parados, en especial a lo que son parados de larga duración, uno de los colectivos de parados españoles que más sufren.

Por supuesto que si se les preguntan lo dirán por lo bajo o a penas lo admitirían. Un mal ejemplo de como piensan lo podemos ver en Alex Comana, un propietario de una agencia inmobiliaria en California, que declaró que nunca contratará para su empresa a un empleado que sea un desempleado. Pero ¿por qué nos preocupa lo que diría un empresario californiano de Estados Unidos?, pues por que lo piensa lo traslada al mercado laboral de España.

Tomando sus dichos se puede hacer un resumen de los por qué no se debería contratar a un desempleado y son todos desagradables y pocos sujetos a la realidad de la casi totalidad de los parados.

Al ser un desempleado más, por algo será: Si se hiciera una encuesta global del por qué están en el paro, seguramente los motivos serían diversos, pero ninguno sería por gusto propio, recordemos un aspecto uno puede querer trabajar menos pero el estar en paro significa no tener un ingreso que precisan para su ritmo de vida y responsabilidades, y cobrar una prestación por paro no es lo mismo que un salario y es por un tiempo.

Por supuesto que en una entrevista laboral se les pregunta del por qué lo despidieron, según el mismo empresario como no se puede saber bien las razones aunque quede por creerle al desempleado o preguntar a la empresa, cree que la mejor solución es limpiarse las manos tirar el currículum y dejar pasar a este perfil de desempleados y posibles empleados. Pura lógica empresarial.

Si es un parado, de seguro que está desactualizado: El razonamiento es que aquellos que buscan un empleo estando en actividad pueden solventar estudios y hacer cursos y seguir formándose sobre su puesto y sector. En cambio el parado queda fuera del todo del mercado laboral y de poder seguir formándose y actualizarse más si es un parado de larga duración con 1 año como desempleado.

Voluntad de trabajar o de no trabajar: Si duda de por qué lo despidieron por qué no dudar de su voluntad de emplearse. Según creen el desempleado al tener que estar en su hogar más tiempo tarde o temprano se acomoda a esa vida de hogar. Si se tiene un empleo la vida laboral hace que uno tenga un mejor ritmo de adaptación otra empresa y empleo. Como ven pura teoría y prejuicios.

Por lo que se le suele consultar al candidato en paro cuales fueron sus actividades estando desempleados al hacer la entrevista laboral. Lo que se pretende es detectar a los que en medio llevaron adelante estudios de formación, actualización o emprendieron algo, aunque existen casos de parados que por diferentes circunstancias no han podido hacerlo, si bien la prestación por paro fuerza a buscar empleo y formarse.

Lamentablemente hay un grupo de profesionales de recursos humanos que exponen su creencia de que “aquellos que pasan por una mala situación es en gran medida responsable de ella”; y “que el que está en paro es porque algo ha hecho para estar en esa situación”. Puede que en un punto se les pueda pedir que busquen en otros perfiles de puestos, que hagan más cursos o que emprendan algo, pero dado los millones de parados que muchos no consigan empleo se debe a que son muchos miles por puestos libres, a que las empresas con la crisis despiden más de lo que contratan o que hay sectores que son los mas afectados.

Como diría alguien es más fácil patear al que está en el piso y no tenderle la mano, tratarlo de inútil y de falto de voluntad para pararse y es más fácil culpar al parado y no sacarse la responsabilidad de contratar a un parado. Como sigamos así todos seremos un parado.

Interesantes artículos:

La búsqueda de trabajo y los contactos personales

Formación y desempleo de larga duración

La importancia de la entrevista de trabajo

Imagen: http://gestualarea.blogspot.com.ar/

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *