Publicidad

Seguros de protección ante desempleo: qué son

Detenerse de manera sistemática en el análisis de la tasa de paro en nuestro país puede convertirse sin duda en los tiempos que corren en una suerte de ejercicio de masoquismo periodístico, a pesar de las leves alegrías  es obvio que nos encontramos ante una realidad que necesita ser reflejada en toda su extensión, incluyendo cuestiones que a veces pueden parecer laterales y a las que no damos tanta importancia como al hecho numérico en sí mismo.

Entre estas cuestiones sin duda se encuentran las herramientas existentes ante, por ejemplo, una situación de desempleo, herramientas como los llamados seguros destinados a las situaciones de desempleo de los que, efectivamente existen varias modalidades aunque fundamentalmente siempre relacionadas con otros productos financieros que son a los que realmente estos seguros protegen. Seguros de protección ante desempleo: qué son

En el fondo, y a pesar de que van a encontrarse algunas excepciones dentro del aseguramiento en nuestro país, no espere el lector encontrar una propuesta de seguro que le garantice la percepción de un salario en caso de que pase a situación de desempleo, aunque incluso este tipo de aseguramiento se pueda dar (a un precio alcance de pocos) realmente lo que vamos a encontrarnos en este tipo de seguros de protección es la posibilidad de librarnos de las responsabilidades de pago ante determinados productos o situaciones contratados mientras manteníamos el empleo y que se pueden tornar complejos en cuanto a las responsabilidades en caso de encontrarse en situación de desempleo, sin duda en este sentido los seguros de protección de pagos son el máximo exponente de este tipo de productos.

Por otro lado también va siendo cada vez más común la presencia de determinadas coberturas antidesempleo en otros modelos de seguro incluyendo por ejemplo los seguros médicos y de salud, coberturas que aunque aparecen en el marco de un producto mucho más amplio sin duda cobran un peso específico muy importante por ejemplo en el caso de los trabajadores autónomos.

imagen tpsdave pixabay.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *