Publicidad

Mini-empleos

En los próximos meses se empezará a hablar y no a especular con el término Mini-empleos también conocido como minijobs, uno de los mejores ejemplos de lo que significa y para que sirve es su aplicación en el mercado laboral alemán. Por ahora se sabe que el sueldo para los que trabajan en mini-empleos es de 400 euros, y debido a que este salario define por si mismo que es un mini-empleo, si se supera los 400 euros no tendría la categoría tal.

Una de las ventajas para los que se empleen en algún puesto de estos que se ofrezcan es que este sistema permite realizar entre dos o más mini-empleos sin que exista una limitación.

Empleador:
En el caso del empleador, este tendrá que darle el derecho a este tipo de empleados vacaciones remuneradas. Este fue un gran paso ya que existen muchos empleos que no son reconocidos como se debe, pero gracias a la reforma laboral Hartz II, en 2003, el Parlamento y el Gobierno Federal modificaron la normativa que se encarga de regular todos los empleos de escasa importancia, “mini-empleos”.

En algunos países se fue instaurando este tipo de empleo, lo que le permite al empleador y empresas la contratación de manera flexible en cuanto al segmento de los salarios bajos posibilitando que los empleados pudieran contar con la seguridad social al ser incluídos en el seguro obligatorio de pensiones. Lo que permite que aún con un salario bajo tenga ciertos derechos.

Salario y deducciones:
El tema salarial es mensual y puede llegar solo hasta los 400 euros, con lo que el empresario deberá pagar:
-El 2% a Hacienda
-Un 28% a la seguridad social
-El 15% al seguro de pensiones
-El 13% al seguro de enfermedad.

A todo esto, la deducción total es del 30%, es decir 120 euros al ser el salario de 400 euros; el empresario en total tendrá que pagar 520 euros.

La pensión:
En cuanto a la pensión que genera un empleo de 400 euros será menor a los 3 euros al mes por cada año que trabajaron.

Si sucediera que de manera voluntaria el trabajador decide incluir un 4,5% de sus ingresos a la cuota que llega al 15% que es la que debe pagar el empresario al seguro de pensiones, al ser un salario de 400 euros debe pagar 18 euros.

Mientras que el conocido derecho adicional a la pensión será de 4,28 euros, al sumar la cuota adicional queda completado el tipo de cotización regular al seguro de pensiones, una de las modificaciones se daría en aumentar el tipo de cotización al 19,9%, esto hace que el pago adicional suba al 4,9%.

La deducción de la cuota voluntaria por cada mes trabajado cotizado como mes entero trabajado le da la posibilidad de una pensión, si el período cotizado es de 5 años mínimo. Si no cumple, este derecho a la pensión se deberá contar de manera proporcional con las horas trabajadas. También existe la cuota voluntaria para una situación de incapacidad laboral parcial, se puede obtener el derecho a las prestaciones de rehabilitación o a la prejubilación lo que es sumamente ventajoso considerando las consecuencias de esta situación.

Con todo lo dicho, pagando las cuotas al seguro de pensiones, el empleado contará con el derecho a poder tener un seguro de pensiones Riester, teniendo la ventaja que beneficiará a los trabajadores de salarios bajos como son los que ganen 400 euros.

Fuente: Teinteresa

Imagen: ronpeolas.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *