Publicidad

¿Cuál es el sueldo más frecuente en España?

El salario neto más habitual no alcanza los 1.000 euros mensuales.

Antes de que empezara la crisis los mileuristas se quejaban de su condición de tales. Ahora, tomando como referencia los últimos datos disponibles sobre retribuciones del trabajo, las personas que ganan 1.000 euros al mes casi se puedan ‘dar con un canto en los dientes’, ya que el sueldo medio más frecuente en España ni siquiera alcanza esa cifra.
Ayuda de 400 euros
Así se desprende de la última encuesta anual de estructura salarial que publica el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), referida al mercado laboral de 2015, en la que se especifica que “el sueldo bruto más frecuente se situó en torno a 16.500 euros”. 

Si a esa cifra se le aplican las correspondientes retenciones por rendimientos del trabajo que estaban vigentes entonces y el resultado se divide entre catorce pagas -una por cada mes más las dos extras-, puede concluirse que el salario neto más habitual es de 928,39 euros.

Cómo funciona la Renta Activa de Inserción

Obviamente, se trata de una cantidad general, que puede verse modificada en función de las particularidades de cada perfil laboral, por ejemplo, al verse beneficiado el trabajador en cuestión por deducciones por cargas familiares.

Medio millón de personas recibe el salario medio más frecuente

La muestra del INE señala que el número de personas que percibe el sueldo más habitual está formado por 500.000 de personas aproximadamente, quedando sus nóminas lejos del salario medio.

Salario medio vs salario más frecuente

No obstante, tal y como recuerdan los técnicos del INE, una característica de las funciones de distribución salarial es que figuran muchos más trabajadores en los valores bajos que en los sueldos más elevados. Este hecho da lugar a que el salario medio sea superior al sueldo más frecuente.

El salario medio en España

Así, la ganancia media anual por trabajador fue de 23.106,30 euros en 2015, un 1,1% superior a la del año anterior.

Salario medio anual

La brecha salarial, en 23 puntos

Por sexos, el salario medio anual fue de 25.992,76 euros para los hombres y de 20.051,58 euros para las mujeres. Por tanto, la ganancia media anual femenina supuso el 77,1% de la masculina. “Esta diferencia entre la remuneración de hombres y mujeres se reduce si se consideran situaciones similares respecto a variables como ocupación, tipo de jornada o contrato, entre otras”, matizan desde el INE.

Salario por sexos

En lo que respecta a la distribución salarial, la desigualdad entre sexos es apreciable. Así, en el año 2015, el 18,2% de las mujeres tuvo ingresos salariales menores o iguales que el salario mínimo interprofesional (SMI), frente al 7,4% de los hombres. Si se tienen en cuenta los salarios más elevados, el 9,8% de los hombres presentó unos sueldos cinco veces o más superiores al SMI, frente al 5% de las mujeres.

Salarios por sectores

La actividad económica que presentó el mayor salario medio anual en 2015 fue ‘suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado’, con 51.919,72 euros por trabajador en media. Esta cifra fue un 124,7% superior a la media nacional. La siguiente actividad con el sueldo más alto fue ‘actividades financieras y de seguros’, con 41.547,07 euros.

cobrar el Paro

Los sueldos menores, en hostelería

Por el contrario, hostelería y actividades administrativas y servicios auxiliares tuvieron los menores salarios medios anuales, con 13.977,06 y 15.948,63 euros, respectivamente. Estas cifras fueron un 39,5% y un 31% inferiores a la media.

En cuanto a las diferencias salariales por sexo y actividad económica, hay que señalar que se mantiene con ligeras modificaciones el ranking de actividades en cada sexo. Así, la ya citada ‘suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado’ fue la actividad con salario más alto, tanto para los hombres como para las mujeres. Asimismo, hostelería fue la que tuvo los salarios más bajos para ambos sexos.

Salario por sectores

En casi todas las actividades económicas, las mujeres tuvieron un salario inferior al de los hombres. Esta desigualdad se explica, en parte, por las diferencias en el tipo de jornada y de contrato.

En cuanto a la variación respecto a 2014 por secciones de actividad, el crecimiento de la ganancia anual fue mayor en las actividades sanitarias y de servicios sociales, en la Administración y defensa; Seguridad Social obligatoria y en educación.

Por el contrario, las industrias extractivas, otros servicios y comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos de motor y motocicletas registraron los mayores descensos.

Salarios por edades

Existe una relación positiva entre la edad de los trabajadores y el nivel salarial, que refleja que los de más edad fueron, en general, los de mayor antigüedad y experiencia en el puesto de trabajo.

Salario por edades

Todos los intervalos por debajo de los 40 años tuvieron salarios medios inferiores a la media, así como los mayores de 65 años. Los intervalos entre 40 años y 65 años registraron sueldos medios superiores a la media.

En cuanto al crecimiento salarial entre 2015 y 2014, los mayores descensos se dieron en las edades más jóvenes y en las superiores a 65 años.

Sueldos por comunidades autónomas

Los sueldos más elevados en 2015 correspondieron al País Vasco (27.571,31 euros anuales por trabajador), la Comunidad de Madrid (26.448,04 euros) y la Comunidad Foral de Navarra (24.863,98 euros). Estas tres comunidades, junto con Cataluña, presentaron una ganancia media anual superior a la media nacional.

Salario por comunidades

El resto, por su parte, tuvo un salario medio inferior al promedio, siendo Extremadura (19.564,49 euros), Canarias (19.856,61 euros) y Galicia (20.624,55) las comunidades que presentaron sueldos más bajos.

Además, el salario medio de las mujeres fue inferior al de los hombres en todas las comunidades, aunque la diferencia varía de unas a otras. La distinta estructura del empleo y la ocupación en cada comunidad es el factor fundamental que explica esta variabilidad.

Así, Canarias presentó en 2015 la menor desviación entre los salarios de hombres y mujeres, seguida por Illes Balears y la Comunidad de Madrid. Por el contrario, Cantabria tuvo la mayor divergencia, seguida del Principado de Asturias y la Comunidad Foral de Navarra.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *