Publicidad

¿Cuál es el último recurso del parado cuando todas las prestaciones se han agotado?

El Programa de Activación para el Empleo ofrece 426 euros a aquellos desempleados que cuenten con cargas familiares cuando el resto de ayudas se han terminado

Las estadísticas de desempleo relativas a agosto supusieron el fin de cinco meses seguidos en positivo: 14.435 personas se fueron al paro y se destruyeron 144.997 puestos de trabajo. Como conclusión, fue el peor agosto desde 2008.

Exceptuando ese paso atrás, puede afirmarse que las cifras del paro son mejores en los últimos tiempos. A pesar de lo cual, el resultado global sigue siendo vergonzante (sólo Grecia tiene peor tasa de desempleo que España en la UE), con 3,7 millones de parados.

tasa_de_paro_julio_2015

Cerca de 1,7 millones de parados sin cobertura

Además, hay otro aspecto clave que hay que considerar: al tiempo que se ha ido reduciendo la cifra de personas sin trabajo -lo cual es un hecho-, también ha caído la tasa de cobertura de parados. Así, los beneficiarios de prestaciones eran 2.003.595 a 31 de julio, lo que supone un 10,1% menos que en el mismo mes de 2015. Con todo, la cobertura total del sistema de protección por desempleo queda en el 58,5%. Es decir, que, en cifras redondas, de los casi 3,7 millones parados, poco más de dos millones reciben prestaciones, lo que significa que hay 1,7 millones de desempleados sin cobertura.

De esta manera, hay 1,7 millones de personas que, además de haber pasado por la muy poco grata experiencia de perder su empleo, se han visto en la tesitura dramática de quedarse sin las prestaciones que corresponden por estar parado.

¿Qué hacer cuando se acaban las prestaciones?

Más allá de los apoyos personales con los que cada cual pueda contar, existen varias ayudas públicas para aquellas personas que han agotado las prestaciones por desempleo. Las que podrían llamarse ordinarias. En el siguiente enlace podrás encontrar información sobre todas ayudas a las que se puede optar cuando se terminan las prestaciones.

En estas líneas nos vamos a centrar en las más ‘extrema’, por denominarla de alguna manera, a la que sólo puede accederse cuando el resto de los apoyos extra se han ido. La última carta.

La última de las ayudas

Ésta última opción es el Programa de Activación para el Empleo, que, entre otros aspectos, ofrece 426 euros a aquellos desempleados que cuenten con cargas familiares cuando el resto de ayudas se han terminado.

Paro de larga duración

El Programa de Activación para el Empleo es fruto del acuerdo firmado entre Gobierno y varios interlocutores sociales (CCOO, UGT, CEOE y Cepyme) el 15 de diciembre de 2014 con el objetivo de “mejorar la empleabilidad y dotar de nuevas oportunidades a los trabajadores desempleados con mayor dificultad de inserción”, según destacan desde el propio Ejecutivo.

Como consecuencia del citado acuerdo, se aprobó el Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre, por el que se regula el Programa de Activación para el Empleo. Aunque, obviamente, puede accederse a este plan, es preciso recordar que se trata de una posibilidad extraordinaria, específica y se dirige a los trabajadores desempleados de larga duración que se encuentren en una situación de especial necesidad. De una forma más concreta, los requisitos para acceder al Programa de Activación para el Empleo son los siguientes:

  • Haber cesado involuntariamente en un trabajo por cuenta ajena.
  • Estar inscrito como demandante de empleo a fecha 1 de diciembre de 2014.
  • Haber estado inscrito al menos 12 de los 18 meses previos a la solicitud.
  • Haber agotado hace al menos seis meses la tercera RAI, el PRODI o el Prepara (excepto sanción o baja por causa imputable al beneficiario).
  • Estar sin acceso a otras prestaciones o subsidios por desempleo.
  • Contar con cargas familiares.
  • No superar los umbrales de renta habituales para estas ayudas ni a nivel individual ni a nivel de unidad familiar. Este requisito debe cumplirse durante toda la duración del programa.

Búsqueda activa de empleo

Este programa comprende la realización de políticas activas de empleo con la finalidad de aumentar las oportunidades de retorno al mercado laboral de los beneficiarios, las cuales se gestionan por los Servicios Públicos de Empleo de las comunidades autónomas y se acompaña de la ya citada prestación económica de desempleo por importe de 426 euros (el 80% del IPREM), que se gestiona desde el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Paro Larga dureación

Ampliado hasta abril de 2017

El Consejo de Ministros aprobó el pasado la prórroga del Programa de Activación para el Empleo durante un año, hasta el 15 de abril de 2017.

Casi 100.000 beneficiarios de la prestación económica

Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, gracias al Programa de Activación para el Empleo, a fecha de 31 de marzo de 2016 se habían atendido a 161.583 desempleados de larga duración. Además de ofrecer un itinerario personalizado de inserción a cada uno de ellos, cerca de 100.000 (99.410) de ellos se habían beneficiado de la prestación económica de 426 euros.

Asimismo, un 16% de los beneficiarios de la prestación ha sido insertado en el mercado laboral (15.212), según datos relativos a febrero.

Compatibilizar la prestación como autónomo

En último lugar, cabe resaltar que el Programa de Activación para el Empleo incluye como novedad destacada la posibilidad de compatibilizar la prestación con la remuneración recibida al trabajar por cuenta ajena, “con el fin de facilitar la inserción de un colectivo con especiales dificultades para insertarse en el mercado de trabajo”, subrayan desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

De este modo, el 87% de las personas contratadas acogidas a la compatibilidad han mantenido su empleo tras finalizar el programa.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *