Publicidad

Un 15% de las empresas industriales en crisis reducirán sus plantillas

Parece que despegamos y la cosa se estabiliza, pero algunas noticias nos apuntan lo contrario. Todavía hay tasas de paro considerables y las empresas están reduciendo sus plantillas día sí y día también.

Los últimos datos indican que el sector industrial es uno de los más castigados por la crisis. Según un estudio realizado por Telecyl Investigación Sociológica y de Mercados, el 15% de las empresas pertenecientes a sectores industriales en crisis reducirán sus plantillas en los próximos cinco años.

El sector industrial representa el 14,5% del Producto Interior Bruto (PIB) nacional y el 16% del empleo siendo la tendencia “descendente”. La posible causa de este descenso se debe a los costes de producción e incentivos para deslocalizar las plantas, uno de los problemas que hace años se veía a venir y era la preocupación de este mercado.

La formación es nuevamente la clave para actuar en tales procesos. Según el estudio, hay una necesidad de adecuar la cualificación de los trabajadores a la evolución del tejido productivo. Con ello se potencian otros sectores emergentes y en boga.

Al lado de la formación aparece siempre la adecuación de una buena Formación Profesional. Todo ello tiene que ver en que la tasa de paro entre los trabajadores de menor cualificación alcanza el 20%, por lo que es necesario ampliar la oferta formativa y potenciar la formación de tales trabajadores.

Las comparaciones con la UE vuelven a ser evidentes. En España sólo el 23,6% de los ocupados en el sector industrial tienen estudios medios o de formación profesional, mientras que en países como por ejemplo Alemania alcanza el 59,4%.

La producción industrial ha bajado en todo el Estado en este pasado último año. Un ejemplo lo tenemos en la Región de Murcia, donde su producción industrial durante el mes de diciembre de 2009 decreció un 1,4% frente al mismo mes del año anterior, dato similar al registrado para España con un descenso del 1,5%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Se producen los mayores descensos en los productos energéticos con un -50,4%, seguido por los bienes de equipo con un -8,4% y los bienes de consumo duradero con un -7,1%.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *